Mamas tuberosas que son

¿Qué son las mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas son una malformación que se puede presentar en uno o los dos pechos.

Morfológicamente se caracterizan porque su base es estrecha, y el polo inferior está poco relleno y extendido hacia delante como un tubo. Además, suelen tener una areola muy grande.

Habitualmente las pacientes con mamas tuberosas o tubulares son portadoras de asimetría mamaria. Estas mamas normalmente son hipotróficas y presentan una base estrecha, una altura excesiva y un estrangulamiento anular localizado en el borde externo de la areola que provoca la deformidad de la misma.

Esta malformación aparece durante el desarrollo mamario, es decir, en la pubertad, lo que genera inestabilidad emocional, sobre todo en los grados más avanzados.

En estos casos la mama no puede crecer normalmente en la zona del polo inferior que finalmente no se forma correctamente y acaba por presentar una base constreñida. El tejido mamario es más denso de lo normal, lo que provoca la protuberancia de la areola/pezón, siendo en general más grande de lo común.

Su origen es congénito y se desconocen sus causas. Existen tres grados diferentes de mamas tuberosas, y su principal singularidad es la alteración de la forma de la mama en general.

A las mamas tuberosas se las conoce también como mamas tubulares, mamas caprinas, hernia areolar, hipoplasia del polo inferior o mamas constreñidas.

Las mamas tuberosas se clasifican en diferentes grados según su deformidad. En función de ésta y del grado se aplicarán diferentes procedimientos estéticos. Con todos ellos se obtienen excelentes resultados».

 

 

Dr. Eugenio Lalinde
Características de las mamas tuberosas

¿El seno tuberoso es frecuente?

La mama tuberosa, es el tipo más frecuente de una serie de malformaciones de la mama, conocidas en conjunto como “anomalias de la base de implantación”.

En nuestra práctica clínica, podemos afirmar que en no menos del 20-25% de las mujeres que consultan para aumento de mamas o mastopexia, encontramos algún grado de de este tipo de anomalías, siendo la mama tuberosa el más conocido por las pacientes.

Mamas tuberosas en el desarrollo

La aparición de las mamas tuberosas se manifiesta durante el crecimiento puberal. Hay jóvenes que se ven muy afectadas psicológicamente. En estos casos es recomendable dejarse asesorar por un equipo de expertos que valore la situación emocional de la paciente.

mamas tuberosas y adolescentes
Mamas tuberosas grados

Grados

Las mamas tuberosas presentan distintos grados. Puede haber desde una leve malformación en el desarrollo de uno de los cuadrantes del pecho, hasta presentar una importante hipoplasia o desarrollo incompleto en todos ellos (cuatro en total).

Algunos son casi inapreciables y otros resultan realmente dramáticos. La causa es un aumento de la densidad del tejido de las mamas y del subcutáneo, en el surco submamario, formándose una banda de constricción o brida, que impide el normal desarrollo de la mama en sentido inferior.

La consecuencia de esto, es que la mama crece solo hacia delante con la consiguiente caída de la mama y/o herniación de la areola, junto al insuficiente desarrollo de la parte inferior del pecho.

La clasificación de las mamas tuberosas establece tres grados de deformidad:

Grado I
El desarrollo anómalo se produce sólo en el cuandrante inferior interno. La areola se presenta desviada hacia abajo y hacia dentro. El volumen de la mama puede ser normal o presentar un desarrollo excesivo.

Grado II
En este caso, los dos cuadrantes inferiores son los que tienen deficiencias en su desarrollo. La areola está desviada y mira hacia abajo.

Grado III
Todos los cuadrantes presentan anomalía en el desarrollo. La base mamaria está retraída y las mamas ofrecen un aspecto de tubérculo o caprino.

Precio de la reconstrucción de mamas tuberosas 

La corrección de mamas tuberosas necesita varias intervenciones de estéticas. Nuestros expertos valoran cada caso ofreciendo un presupuesto personalizado y acorde con las peculiaridades individuales.

Mamas tuberosas precio

Objetivos del tratamiento para una mama tuberosa

El tratamiento de las mamas tuberosas persigue dar a la mama una forma estética simétrica, con el volumen adecuado y que finalmente muestre una apariencia normal.

Principalmente, se busca agrandar la base y la anchura del pecho, para lo que se suele recurrir a prótesis, sobre todo, en los casos en los que el tamaño se ve afectado. El polo inferior también se deberá mejorar, y para ello lo habitual es hacer una traslación de tejido a esa zona.

Además,hay que eliminar la brida de constricción que se encuentra en el polo inferior.

Por último, otro de los objetivos de tratamiento estético de las mamas tuberosas es reducir la areola, de modo que su diámetro se acerque a las dimensiones habituales de un pecho bien formado.

La operación

La cirugía estética empleada en la corrección de las mamas tuberosas, dependerá del grado y severidad de la deformidad.

Será necesario realizar una remodelación de la areola y redistribuir el volumen glandular en los cuadrantes afectados, en el caso de ser necesario. Por ejemplo, en los casos de grado I el volumen glandular suele ser suficiente por lo que generalmente sólo habrá que redistribuirlo.

En los grados II y III, además de remodelar la areola y la glándula mamaria, será preciso colocar una prótesis para aumentar el volumen del pecho.

Los procedimientos que se usan en la solución de mamas tuberosas suelen ser técnicas de remodelación glandular, mamoplastia de aumento, mastopexia o una combinación de ambas.

Mamas tuberosas complicaciones

Mamas tuberosas, beneficios, riesgos y complicaciones

BENEFICIOS

RIESGOS

COMPLICACIONES

  • Son unas mamas con un compromiso estético muy importante.
  • La solución de este problema elimina complejos y da seguridad a las mujeres.
  • El riesgo más importante es no conseguir un polo inferior de la mama con una forma adecuada.
  • La elección del cirujano es otra vez un punto importante, pues este tipo de problemas requiere experiencia.
  • La más importante es no conseguir el resultado deseado en cuanto a forma.
La cirugía de las mamas tuberosas permite la solución de un problema que acompleja de forma muy severa a las chicas que lo padecen.

Es importante estar segura de que tu mama es tuberosa. Hay muchos médicos que dan este nombre a mamas con una areola un poco protruyente. La mama tuberosa es una mama con un compromiso estético muy severo. Si tienes dudas, dínoslo y te diremos si tu mama entra dentro de este grupo o no.

La complicación más habitual es la no consecución de una mama con una forma normal, especialmente en el polo inferior. Es este polo inferior no desarrollado el que requiere una mayor atención.

Malformaciones congénitas en pecho y cirugía plástica

Defectos congénitos e implantes de mamas

En este punto debemos matizar primero, que no hay evidencia de que las prótesis de gel de silicona causen defectos congénitos. Diversos estudios han demostrado que no existe tal relación. Los implantes de silicona son seguros, y su utilización a lo largo de los últimos 50 años en millones de pacientes certifican la utilidad de la técnica.

Por otro lado, la mamas pueden verse afectadas por malformaciones congénitas que pueden abordarse desde la cirugía plástica. Siempre y cuando las intervenciones se realicen por equipos de médicos cualificados y formados.

 Malformaciones congénitas de mamas

Este tipo de trastornos son sobre todo habituales en la zona del pezón y la areola, y la variedad en la que se presentan es muy amplia. Por ello, es vital acudir a cirujanos plásticos especializados, que cuenten con un equipo médico experimentado en este tipo de situaciones. Como es el caso del Dr. Eugenio Lalinde.

Qué causa los defectos congénitos

Los defectos congénitos se producen por una alteración del desarrollo embrionario y fetal durante el transcurso del embarazo, que normalmente se detectan en el momento del nacimiento o un poco después.

En algunos casos, estos defectos solo implican una cuestión estética y no suponen ninguna patología o deficiencia, pero en otros sí.

Las causas de su aparición son diversas pero principalmente son genéticas o medioambientales.

Tipos de defectos congénitos en las mamas

En las mamas los defectos congénitos más comunes son:

  • Simasia o unión de mamas.
  • Asimetrías mamarias.
  • Mamas tuberosas.
  • Pezón umbilicado o retraído.
  • Pezón supernumerario o politelia.
  • Carencia de pezón y areola o atelia.

Mamas tuberosas antes y después

Mamas tuberosas antes y después
Fotos mamas tuberosas

Corrección de mamas tuberosas opiniones

Artículos relacionados con mamas tuberosas

Tratamientos estéticos ojeras
Músculo platisma y lifting
Cómo es el lifting cervical
Lifting tipo smas

Procedimiento en las mamas tuberosas

¿Cómo planificar la operación?

El cirujano estético estudiará con precisión cada caso y en función del grado que presenten las mamas tuberosas se determinarán los procedimientos más adecuados.

En el caso de que la paciente sea adolescente se contemplará el completo desarrollo de las mamas y que la joven tenga la suficiente madurez psicológica.

Preparación

Antes de someterse a la operación para la corrección de mamas tuberosas, nuestros expertos informan a cada paciente de las medidas preventivas que se deben adoptar.

Será necesario presentar una serie de pruebas clínicas y limitar el consumo de algunos fármacos así como del alcohol o el tabaco.

Tipos de Anestesia

La corrección de mamas tubulares requiere de varias intervenciones estéticas. Por este motivo será necesario usar anestesia general, de tal modo que la paciente no notará nada durante el procedimiento.

La Intervención

El grado de mama tuberosa será el que determine las técnicas a las que recurrir en cada caso. Generalmente, será necesario combinar varios procedimientos.

El proceso buscará siempre ampliar la base de la mama, en la mayoría de los casos con prótesis; rellenar la parte inferior del pecho trasladando tejido a esa área; y, por último, reducir la areola para que su apariencia sea de un tamaño más proporcionado.

Se suelen combinar técnicas de remodelación glandular, mamoplastia de aumento o mastopexia.

Si hay descompensación en el tamaño es probable que se recurra al uso de prótesis de diferente volumen y proyección para equiparar ambos senos.

Dónde se realiza

La operación de mamas tuberosas la realizamos en el Hospital Nisa Pardo de Aravaca. Se trata de un entorno hospitalario seguro en el que podemos disponer de todos los medios necesarios para efectuar las intervenciones de cirugía plástica que sean necesarias.

Mamas tuberosas postoperatorio

Tras una operación de mamas tuberales normalmente es necesario permanecer ingresado al menos 24 ó 48 horas.

Puede aparecer algún dolor que se tratará con la medicación adecuada y una ligera inflamación que irá remitiendo con el tiempo.

En dos o tres días tras salir del hospital, se puede realizar vida normal. La incorporación laboral puede prolongarse unos quince días, aunque depende de cada caso particular.

La mama tuberosa una vez corregida, no necesita muchos más cuidados postquirúrgicos que un seno normal al que se le realiza un aumento. Sin embargo, la evolución si difiere ligeramente, ya que el remodelado que realizamos en la mama hace necesario que el seno se asiente y evolucione durante varias semanas hasta que alcanza su forma definitiva.

Esto también sucede en la mama normal a la que se le realiza un aumento, pero en el caso de la mama tuberosa ese cambio es más evidente. Además, en este tipo de mama es necesario, en bastantes ocasiones, el uso de una banda de compresión durante unas semanas para ayudar en el desarrollo del polo inferior de la mama.

Resultados definitivos

El resultado tras una intervención para corregir esta deformidad de las mamas es inmediato. La paciente notará que su aspecto ha cambiado desde un primer momento. No obstante, hasta que finalice el postoperatorio no percibiremos la nueva imagen de nuestro pecho.

El edema puede tardar unos meses en desaparecer y las cicatrices irán mejorando también poco a poco. Los resultados serán más evidentes a partir de los seis meses o el año.

 

Mamas tuberosas y los objetivos de su tratamiento estético

Preguntas Frecuentes

¿A partir de qué edad se puede operar?

La malformación que suponen unas mamas tuberosas o caprinas surge durante el desarrollo mamario de la adolescente. En el momento en el que éste se complete se puede proceder a realizar la intervención estética pertinente.

¿Cómo sé que tengo mamas tuberosas?

Las mamas tuberosas se caracterizan por tener una base estrecha, además su parte inferior está poco rellena, y tienen una areola grande y desproporcionada. También suelen ser asimétricas.

Si no obstante tienes dudas, puedes pedir cita sin compromiso y dejarte asesorar por nuestros expertos.

¿Tendré un resultado satisfactorio?

Las principales causas de que el resultado no sea satisfactorio: son el incorrecto diagnóstico del problema y la falta de compresión del síndrome por parte del cirujano plástico. Por estas razones, la corrección quirúrgica de la mama tuberosa, debe ser realizada por equipos quirúrgicos bien entrenados en el diagnóstico de todos los defectos de la mama, incluidos los más leves, y con una experiencia quirúrgica suficiente para abordar con éxito el remodelado de mamas que exigen este tipo de casos.

Aunque esta respuesta parece muy obvia, es muy frecuente recibir en nuestra consulta pacientes con defectos de base de implantación (mamas tuberosas) que han sido operadas, sin realizar un correcto diagnóstico y que por tanto presentan resultados pobres. La consecuencia más frecuente de un tratamiento incorrecto de un seno tuberoso, es la aparición del llamado ¨doble surco¨ o ¨doble burbuja¨, que se produce cuando se introduce un implante sin realizar el remodelado de la glándula.

En algunas ocasiones, este remodelado no está bien realizado. La piel del pecho, tiene ¨memoria de forma”. Esto quiere decir que tras la cirugía, si no se ha corregido adecuadamente la mama tuberosa, liberándose correctamente las bridas que constriñen la glándula mamaria, la mama intenta recuperar su forma anterior a la cirugía, pudiendo aparecer el ¨doble surco¨ o un seno de ¨aspecto triangular¨.

¿Hay un límite en el tamaño de la prótesis mamaria?

El tamaño del seno tuberoso se puede aumentar. De hecho la utilización de implantes anatómicos junto al remodelado de la glándula, es la clave para conseguir los mejores resultados en lo que naturalidad en la forma se refiere.

En cuanto al tamaño de la prótesis, son más determinantes las dimensiones del tórax de la paciente que la propia tuberosidad. Es cierto que en ocasiones la escasa elasticidad de los tejidos en este tipo de mamas puede limitar un poco el tamaño del implante, aunque sucede lo mismo en algunas paciente con tejidos poco elásticos y sin ningún defecto de base de implantación.

¿Qué sucede si en la intervención, no se corrige quirúrgicamente la tuberosidad, y simplemente se pone un implante de mamas?

Como hemos comentado antes, la consecuencia de esto es la aparición del llamado doble surco o doble burbuja, que es la secuela más frecuente de las mamas tuberosas incorrectamente diagnosticadas y/o tratadas. Esto es especialmente frecuente en pacientes portadoras de defectos leves que pasan desapercibidos para ellas y que a veces no son diagnosticados o son infravalorados en su repercusión por el cirujano.

La paciente típica es la que siempre ha tenido la sensación de que su seno era un ¨poco raro¨ pero que no sabría clasificar y que acude al cirujano para realizar una mamoplastia. Con mucha frecuencia, ¨un poco raro¨ equivale a un defecto leve de la base de implantación, y pasarlo por alto o subestimarlo puede llevar al temido ¨doble surco¨. Hay que señalar que es mucho más fácil corregir un seno tuberoso que un doble surco producido por no haber diagnosticado o corregido estas pequeñas o grandes anomalías.

¿En mamas tuberosas, cual es la localización anatómica ideal: subpectoral, subfascial o subglandular?

Nosotros utilizamos la posición subpectoral porque nos parece que es la que ofrece resultados más naturales con mínima visibilidad del implante y mejor cobertura.

¿Se deben utilizar prótesis mamarias anatómicas o redondas?

Las mismas razones que nos llevan utilizar implantes anatómicos en la mamoplastia convencional son aplicables a los casos de mamas tuberosas, es decir, el implante anatómico nos ayuda a lograr un resultado más natural. Además, en la mama tuberosa el implante anatómico cumple un papel fundamental en la expansión del polo inferior de la mama, que es clave en la remodelación de este tipo de mamas.

¿Se puede realizar la remodelación de la mama tuberosa sin utilizar implantes?

En ocasiones es posible realizar remodelaciones sin implantes, como corregir herniaciones de areola o redistribución de la glándula sin prótesis, pero en la mayoría de los casos es aconsejable utilizar un implante anatómico. Este demás de volumen y gracias a su forma y al gel cohesivo constituye una herramienta muy útil a la hora de remodelar la mama y darle la forma natural que queremos.

¿La corrección de la mama tuberosa tiene mayor riesgo de contractura capsular, que un seno no tuberoso?

En principio no tiene por qué ser así. Si partimos de la base de que el origen de la contractura procede de una contaminación bacteriana del implante durante su introducción en el bolsillo y que las medidas de profilaxis que se aplican en la mama no tuberosa se aplican de igual forma en el tuberosa, el índice de contractura debería ser parecido.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el acceso periareolar tiene un índice algo mayor que el del surco submamario, y eso también es aplicable al seno tuberoso. Por tanto, podemos decir que si bien es posible que el riesgo de contaminación de la prótesis es algo mayor que si se utilizara el surco submamario como vía de acceso, el hecho de que la mama sea tuberosa no es en sí un riesgo de contractura capsular.

¿Se puede corregir la mama tuberosa utilizando como vía de abordaje el surco submamario o la axila?

El abordaje axilar tiene un elevado riesgo de contaminación del implante y es una vía a través de la cual el remodelado de la glándula es dificilísimo. Sin embargo, hay casos en los que se puede corregir un defecto de base a través del surco submamario. Esto es posible en casos en los que no existe ptosis de la mama, la constricción leve – moderada y no existe una herniación importante de la areola.

Lo que se hace en los casos que cumplen estos requisitos es una glandulotomía a través de la incisión del surco, que consiste en realizar una serie de cortes radiales en la glándula para permitir su redistribución y adaptación al implante.

¿Cuánto dura una operación?

La duración de una operación de mamas tuberosas depende de su grado y las intervenciones que se deban realizar.

Una cirugía estética de estas características puede durar entre una hora y media o tres horas aproximadamente.

¿Quedan cicatrices?

Normalmente en la corrección de mamas tuberosas hay que restaurar la glándula mamaria, colocar un implante y reubicar la areola.

Tras la intervención surgirá una cicatriz alrededor de la areola, pero con el tiempo apenas se apreciará.

¿Es doloroso el postoperatorio?

Tras una cirugía mamaria se pueden presentar algunas molestias y en ocasiones aparecerá un edema, que poco a poco irán remitiendo. Existen distintas opciones de tratamiento para paliar estos posibles inconvenientes. Los expertos nos aconsejarán qué hacer en estas situaciones.

¿Cuándo se ven los primeros resultados?

En pocos días ya se apreciarán cambios en la zona pectoral. Sin embargo, deberán transcurrir cerca de seis meses para empezar a notar el cambio definitivo.

La nueva apariencia genera una gran satisfacción en la paciente. El pecho aparece armónico, simétrico y con un volumen acorde con la fisonomía de cada mujer.

¿Alguna otra duda?

Acepto la protección de datos de LOPD

Para más información o concertar una visita

Llama al 91 386 03 18 o déjanos tus datos

Garantizamos tu privacidad. Tu información no será guardada ni recibirás spam.

Acepto la protección de datos de LOPD